No hay comentarios todavía

MAPAS CELESTES – FEBRERO 2019

Facebookgoogle_plusmail

MAPAS Y EFEMÉRIDES CELESTES

FEBRERO  2019

 

Planetas y Luna

La Luna estará en fase de Luna Nueva el 4 de febrero en Capricornio, Cuarto Creciente el 12 de febrero en Tauro, Luna Llena el  19 en Leo y Cuarto Menguante el 26 de febrero en Escorpio. Estará en perigeo (mínima distancia a la Tierra) el 19 de febrero, a las 09:00 TU, tendrá un diámetro de 33´ 29”, situándose a 356.761 km. Estará en su apogeo (máxima distancia a la Tierra) el 5 de febrero, a las 09h TU, situándose a una distancia de 406.555 Km. y con un diámetro de 29´ 23”.

Este mes, el día de Luna Llena nuestro satélite acaba de pasar por el perigeo, 7 horas después. En la siguiente medianoche del 18 al 19 de febrero la Luna tendrá unos de sus diámetros más grandes del año, 34”, y con el mayor brillo también del año.

Mercurio, puede ser visible cada vez en mejores condiciones durante el mes, alcanzando el 26 de febrero su máxima elongación este, 18º del Sol, en el cielo del pre-atardecer, situándose a 11º de altura unos 30 minutos después de la puesta del Sol.  En el momento de su gran elongación, el planeta tendrá mg. -0,5, con un diámetro de 7,2”, cuando el Sol ilumine el 50% de su superficie.

Venus pasa todo el mes en Sagitario, pasando durante el mes cerca de objetos famosos de Cielo Profundo de esta constelación. En efecto, el 4 de febrero pasa cerca de la nebulosa Trífida (M 20) y nebulosa Laguna (M8); entre el 10 y 11 de febrero pasará cerca del cúmulo abierto M 25 y cerca del globular M22. Los tres objetos podrán ser visibles en unos prismáticos de 7×50. El 18 de febrero el planeta pasa cerca de Saturno, situándose a únicamente 1,1º al norte del Señor de los Anillos. Con mg. -4,2 será 80 veces más brillante que Saturno con mg. 0,6. Los dos permanecen cercanos entre el 16 y 20 de febrero. Su brillo va disminuyendo durante el mes pasando de -4,2 a principios a -3,9 a finales. Su diámetro pasa de 19” a 16”, y su fase crece durante el mes de 62% a 72% de iluminación.

Marte se sitúa hasta las primeras horas de la madrugada en la constelación de Piscis. Su magnitud pasa de 0,9 a primeros de mes a mg. 1,2 a finales. El tamaño es muy pequeño unos 5” en el límite de ver sus estructuras superficiales.

Júpiter, es visible en la segunda parte de la madrugada, siendo visible cada vez en mejores condiciones. Durante el mes, se sitúa en la parte sur de Ofiuco, con mg. -2,0. La mañana del día 27 se sitúa 2º al sur de la Luna.

Saturno comienza a salir poco antes del orto solar, situándose en Sagitario, con mg. 0,5. Habrá que esperar a posteriores meses para que podamos observarle en mejores condiciones. El 2 de febrero es observable la reaparición del planeta después de ser ocultado por la Luna, aunque dado su poca altura y la luz reinante será de difícil observación el evento.

Urano sigue siendo visible en el  cielo de primera hora de la noche. Con un brillo de 5,8, es visible con binoculares de 7×50, si sabemos de antemano su posición (cualquier planetario de ordenador, nos dará la situación exacta del planeta gigante); el planeta se encuentra cruzando desde Piscis a Aries. El 12 de febrero se sitúa únicamente a 1º al suroeste de Marte, siendo visibles ambos planetas a bajos aumentos contratando los colores de ambos planetas, un Marte rojizo y un azulado-verdoso Urano.

Neptuno no es visible durante el mes, porque desaparece con las primeras luces del amanecer.

El destronado Plutón es observable este mes, a baja altura en el cielo del pre-amanecer, en el noroeste de Sagitario, con mg. 14,3.

 

Cielo Profundo

En estos meses centrales del  invierno, es la época de mejor visibilidad del año de la galaxia más famosa del cielo, la famosa espiral M 31, la gran galaxia de Andrómeda. Con un ocular de pocos aumentos es claramente visible tanto la estructura de la galaxia (brazos, núcleo, etc.) como la presencia de dos galaxias satélites vecinas, M 32 y M 110, ambas elípticas. Hacia medianoche se encuentra en el cenit, estando en su mayor altura del año. Merece la pena estar unos cuantos minutos observando todos los detalles visibles en la galaxia, lógicamente en una noche sin luna y lejos de la polución lumínica de las grandes ciudades. Se debe recordar que viendo la estructura y morfología de M 31, nos podremos hacer una idea muy aproximada de como se ve la propia Vía Láctea desde el exterior de nuestra galaxia, ya que aparentemente la principal diferencia entre las dos galaxias es que se estima que M 31 es dos veces más masiva que la Vía Láctea.

M 31 – Gran galaxia de Andrómeda M 31, con sus dos satélites M 32 y 110  ©  NOAO 

 

Durante este mes, comienzan a ser visibles, otras dos maravillas de los cielos invernales, las Pléyades y la nebulosa de Orión. Las Pléyades, el cúmulo abierto de estrellas más bonito de todo el cielo, es visible nada más anochecer, con suficiente altura sobre el horizonte.

Este cúmulo, también conocido como las Siete Hermanas, M 45 o las Cabrillas, es uno de los cúmulos más brillantes del cielo. Está formado por cientos de estrellas muy jóvenes (unas 500), con edades entre 70 a 120 millones de años. Situado a 400 a-l, está formado por estrellas jóvenes y azuladas, que son una delicia visual para contemplar por telescopio.

 

M 45 – NOAO

La nebulosa de Orión es visible a muy buena altura en la primera parte de las noches del primer mes del año. Qué contar de esta maravilloso objeto de cielo profundo, solamente unos pocos datos; la mejor y más espectacular nube de gas que podemos ver en todo el cielo, situada en el centro de la “espada” de Orión. Con un brillo de mg. 4, puede ser observada a simple vista en un cielo oscuro; situada a unos 1.500 a-l, el diámetro de la nube es de unos 40 a-l, con una masa equivalente para dar lugar al nacimiento de unas 5.000 estrellas como el Sol. Dentro de la nebulosa se han podido fotografiar, con el telescopio Hubble, los famosos discos protoplanetarios, así como realizar detallados de uno de los sistemas múltiples de estrellas más famosos que conocemos, el célebre Trapecio de Orión, situado en el centro de esta maravillosa nube de gas (claramente visible en el centro de la nebulosa, en la fantástica foto adjunta de J. Schedler)

 

M 42 © Johannes Schedler

 

Otro de los atractivos de esta nube de gas es que permite estudiar a la Astronomía profesional las primeras fases en la vida de la estrella, ya que se estima que hay estrellas embebidas en la nebulosidad que únicamente tienen unos 10.000 años de edad…

 

Eclipses de Sol y Luna

No se producen eventos de este tipo durante el mes.

Lluvias de estrellas

Durante este mes no está previsto ninguna lluvia regular de estrellas fugaces.

 

Cometas

El cometa periódico 46P/Wirtanen es visible transitando por la constelación de  Osa Mayor, con mg. 7. Durante la primera quincena del mes, cuando no molesta la Luna se situará cerca de la estrella de 3ª magnitud Theta (θ)  Ursae Majoris. Para finales de mes se estima que el cometa pueda estar ya en mg. 9.

 

A continuación, se reflejan cuatro mapas, dos para la primera parte de la noche (orientaciones norte y sur) y otros dos para el cielo de madrugada (id orientaciones) obtenidos del programa “Cybersky 5.0.3” y calculados para el día 15 del mes.

 

Mapa del cielo visible desde Madrid / España, (Latitud 40º N)

15 de Febrero  de 2019. 21:00 horas. Orientación Norte. 120º FOV (field of view)

 

Mapa del cielo visible desde Madrid / España, (Latitud 40º N)

15 de Febrero de 2019. 21:00 horas. Orientación  Sur. 120º FOV (field of view)

 

Mapa del cielo visible desde Madrid / España, (Latitud 40º N)

15 de Febrero de 2019. 02:00 horas. Orientación Norte. 120º FOV (field of view)

 

Mapa del cielo visible desde Madrid / España, (Latitud 40º N)

15 de Febrero de 2019. 02:00 horas. Orientación Sur. 120º FOV (field of view)

Los comentarios están cerrados.