Los comentarios son off para este post

ECLIPSES DE SOL

Facebookgoogle_plusmail

ECLIPSES SOLARES

La observación de un eclipse total de Sol está considerada como uno de los mejores espectáculos visuales que podemos contemplar en la Naturaleza. Este fenómeno celeste es debido a la interposición entre la Tierra y el Sol del disco lunar, que al tener un tamaño aparente igual al del disco solar hace que en parajes muy concretos de la geografía terrestre, sea cubierto por completo el disco solar.

En el único momento de su trayectoria que la Luna se interpone entre la Tierra y el Sol es justamente cuando se encuentra en Luna Nueva. Como todos los meses hay una fecha en la cual la Luna se encuentra en esta fase, la primera pregunta que nos debe asaltar es porqué todos los meses no es visible un eclipse total de Sol ¿ Este hecho se explica fácilmente teniendo en cuenta que el plano de la órbita de la Luna tiene una inclinación de 5º con respecto al plano orbital terrestre. Cuál es el parámetro astronómico que determina si un eclipse ocurre ¿ Este parámetro viene determinado por la trayectoria y fase de la Luna, ya que si está cerca de su fase de Llena (eclipse total lunar) o Nueva (eclipse total solar) y a la vez está cruzando la línea de nodos (intersección de los planos orbitales de la Tierra y Luna) y si el Sol también se encuentra alineado con esta línea de nodos, entonces si que se puede producir la geometría astronómica necesaria para poder acontecer un eclipse total solar o lunar.

La sombra producida por la Tierra y/o Luna tiene dos zonas diferenciadas, una más clara llamada penumbra donde el objeto eclipsado es visto parcialmente, y otra la umbra donde si es ocultado totalmente. En función del tamaño de la sombra terrestre, y como consecuencia de los movimientos del sistema tierra-luna, la Luna viaja a través de esta sombra a 1 Km/sg, haciendo que un eclipse total de Luna pueda tener una máxima duración de 1 hora y 42 minutos. La combinación de la propia velocidad orbital de la Luna con la velocidad de rotación terrestre, hace que el cono de sombra lunar se desplace a 1.700 Kms/hora por los parajes terrestres donde es visible el eclipse total de Sol, lo que implica que la máxima duración de un eclipse total solar sea de 7 minutos 30 sgs. También la geometría del eclipse determina que los parajes terrestres donde es visible el eclipse sean más o menos extensos, ya que si el eclipse acontece cerca del perigeo lunar (mínima distancia a la Tierra), la anchura de la superficie terrestre donde es visible el eclipse puede alcanzar 270 Kms., aunque generalmente esta anchura es mucho menor.

Si la Luna en el momento del eclipse se encuentra en el apogeo (máxima distancia a la Tierra) se puede producir un curioso fenómeno, como es que los diámetros del Sol y Luna no coincidan, y que el disco solar no sea cubierto por entero por la Luna. Tenemos las condiciones geométricas necesarias para la observación de un eclipse anular de Sol, semejante al que fue visible desde España el día 3 de octubre del 2005.

Un eclipse total de Sol es uno de los fenómenos celestes más espectaculares que podemos ver desde el planeta Tierra. Esta observación hay que realizarla en vivo y en directo, porque cualquier imagen, fotografía o reportaje visual de cine y/o televisión, da una paupérrima idea de la espectacularidad en la contemplación de este evento astronómico.

El eclipse parcial comienza aproximadamente una hora antes de la fase de totalidad, comenzando a colocarse la silueta de la Luna enfrente del disco solar. Si usamos un filtro adecuado podremos comprobar en el borde de la imagen solar, el limbo accidentado de la Luna que lentamente va tapado más y más al disco solar. Mientras se va acercando el momento de la totalidad iremos comprobando como va disminuyendo la luz ambiente, como si la Naturaleza supiese que está ocurriendo un fenómeno celeste anormal; cesa todo tipo de actividad animal y hasta las propias personas comenzamos tener la sensación de ser testigos de un hecho excepcional que es visible por muy pocos afortunados. El paisaje cada vez se torna más oscuro y la temperatura ambiente cada vez desciende más. Si estamos en algún paraje con buena visibilidad, notaremos el avance de la sombra de la totalidad (50 Kms. por minuto). Progresivamente, la luz ambiente se torna más oscura y comienza a ser difícil poder distinguir los rasgos de las personas que te rodean, y de pronto, súbitamente, notas que la bajada en luz ambiente es vertiginosa, y que el momento de la verdad, la Totalidad acaba de comenzar.

Minutos antes de la Totalidad comenzarán a producirse una serie encadenada de acontecimientos como la aparición de bandas de oscuridad que presagian la totalidad, serán visibles fenómenos como el “anillo de diamantes o collar de perlas” (anillo discontinuo de luz que rodea la imagen solar), anillos de Bailly (luz del disco solar filtrada por el borde irregular lunar), visibilidad de la atmósfera externa del Sol, la cromosfera, y finalmente al comenzar la totalidad serán visibles unos penachos blancos, la corona solar, que en función del grado de actividad solar pueden ser penachos pronunciados y discontinuos (cerca del mínimo de actividad solar) o bien más redondeados y uniformes (cerca del máximo de manchas)

Si disponemos de telescopios o prismáticos, OJO se deben usar con la necesaria protección, podremos contemplar las prominencias solares, gigantes explosiones de los gases solares, visibles en el limbo solar. Finalmente y después de terminar la totalidad podremos contemplar, en medio de unos súbitos fogonazos de luz, la finalización del evento, cuando la Luna lentamente comience a desplazarse dejando de ocultar el disco solar.

CONSEJOS DE SEGURIDAD
PARA LA OBSERVACIÓN DE
ECLIPSES PARCIALES Y/O TOTALES DE SOL

Para la observación del Sol, siempre es conveniente estar seguro de utilizar los filtros ópticos adecuados para proteger los ojos del observador. Nunca se debe mirar el Sol, directamente, a través de un telescopio y/o cualquier instrumento óptico, salvo que estemos utilizando filtros profesionales adecuados. En caso de duda, es mejor NO MIRAR AL SOL. El Sol nunca se debe observar directamente, porque los rayos pueden quemar la retina de los ojos, sin que este hecho produzca dolor y nos alerte del daño. Las quemaduras de retina son irreversibles afectando para siempre a nuestra visión.

Se muestran el modelo de gafas apropiado para el eclipse y el tipo de filtro solar homologado para este tipo de observaciones (no tienen que ser necesariamente de esta marca comercial).
Estas gafas son de la firma SODAP – SOBOMEX Company de Estrasburgo/Francia y están homologadas por la norma europea “CE n°89/686”. Hay otras gafas en el mercado, también homologadas, que pueden ser usadas.

 

 

SOBOMEX Glasses

SOBOMEX glasses - 1

 

 

 

Sun total filter telescope

Filtro solar total, bien para observación normal del Sol y/o en la parcialidad de un eclipse total

 

Los comentarios están cerrados.